SEGURIDAD PARA LOS NIÑOS EN EL HOGAR - CONSEJOS DE MAMÁ PARA NIÑOS CON AUTISMO

Latest

Cuidado de bebés, niños, niños con TEA y adolescentes

jueves, 11 de julio de 2019

SEGURIDAD PARA LOS NIÑOS EN EL HOGAR






El hogar puede ser una verdadera trampa para los niños, si no se toman las medidas adecuadas. 

Por ejemplo, los "inocentes" andadores pueden ser muy peligrosos para los niños, ya que puede provocar que estos se caigan al tropezarse con los muebles o al intentar subir a las escaleras.

Asegúrese que las escaleras tengan pequeñas rejas que impidan que los niños muy pequeños puedan subir por ellas, cuando no tienen la suficiente práctica. Para niños más grandes, se deben instalar barandas para subir y bajar las escaleras.

Así mismo, si sus bebés duermen en cunas, asegúrese que las barandas estén adecuadamente puestas. No solo debe ver que las rejas estén bien instaladas, sino también el colchón, los tornillos y las barandas. 

Con respecto a la seguridad de la bañera, tenga en cuenta estos consejos; un niño pequeño puede ahogarse fácilmente con pocos centímetros de agua; así mismo, el agua demasiado caliente puede quemar su piel. Antes de colocar a su hijo en el agua de la bañera, use su codo para medir la temperatura. 

Cuando esté bañando a su hijo, comience y complete el proceso, enjuagando con agua fría. Si debe salir del baño mientras baña a su hijo, llévelo con usted. Indique a su hijo que se siente en la bañera el 100% del tiempo. 

Si bien ciertos componentes en una casa pueden representar una amenaza para los niños, recuerde que los productos de seguridad infantil pueden ayudar a garantizar su seguridad. 

Tenga cuidado con lo que su hijo pone en su boca. Su hijo podría ahogarse fácilmente con monedas, tornillos, pelotas, piezas diversas, entre otras. Por lo tanto, mantenga todos los objetos pequeños fuera del alcance de los bebés y niños pequeños. 

Los objetos cuyo consumo representa una amenaza para los niños pequeños, incluyen piezas de juguetes pequeños, semillas, papas fritas, caramelos pequeños y nueces, palomitas de maíz, papel de envolver, baterías, globos rotos y perros calientes. 

Para evitar que sus hijos pequeños se ahoguen con los alimentos, triture o corte los alimentos que sean duros y redondos, en tiras delgadas. 

Además, los niños siempre deben masticar la comida lentamente y sentarse mientras comen o meriendan. Por último, como padres, deben aprender a reconocer los síntomas de asfixia y qué primero auxilios realizar.

Además de asfixiarse con objetos pequeños, los niños pueden ingerir productos químicos por accidente.  Enseñe a los niños los símbolos de peligro en los productos, para que se den cuenta del peligro de consumirlos. 

Mantenga artículos tales como limpiadores, esmalte de uñas, pinturas, medicamentos, perfumes; y los cosméticos lejos de los niños, ya que se vuelven venenosos cuando se consumen.

Recuerde que cuando hay niños pequeños en el hogar, no se deben escatimar las medidas de seguridad. En cuestión de minutos pueden suceder accidentes lamentables, por lo que debe estar preparado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

-->